cristopescador
  Oración por Irlanda
 
 
El santo padre, el papa Benedicto XVI, tras haber dado a conocer su “carta pastoral a los católicos de Irlanda” con motivo de una difícil situación por la que está atravesando la Iglesia a causa de los errores cometidos por algunos miembros consagrados; pide profundamente perdón por estos actos que opacan la fe de los irlandeses y al Evangelio de nuestro Señor Jesucristo.
Se muestra también muy preocupado y trata de reanimarlos en la fe, resaltando algunas figuras trascendentes que han dado gran testimonio de santidad, frutos de la comunidad irlandesa, que han hecho mucho por la evangelización dando hasta su propia vida. Asimismo asegura que aun pueden encontrarse ese testimonio en la Iglesia de Irlanda y que no se deben perder por una situación como esta, hay que luchar por esas vocaciones santas y no dejar que se pierdan entre los escombros del pecado que trata de destruir nuestra fe.
Nos invita a todos los cristianos a unirnos a esta causa, a orar por la Iglesia de Irlanda, especialmente por quienes hayan sido victimas o familiares afectados por estas inmoralidades.
Todos los bautizados somos la Iglesia, y todos somos miembros del mismo Cuerpo cuya Cabeza es Cristo nuestro Salvador.
Realicemos pues, nuestra obra de caridad, solidarizándonos con nuestro santo padre y todo el pueblo cristiano, para qué así como esperamos la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo en esta Pascua de, así también resucite la fe de nuestros hermanos en Cristo de Irlanda.
 
(Froylan Felipe Atilano) 
 
 
 
ORACIÓN POR LA IGLESIA EN IRLANDA

Dios de nuestros padres, renuévanos en la fe que es nuestra vida y salvación, en la esperanza que promete el perdón y la renovación interior, en la caridad que purifica y abre nuestros corazones en tu amor , y a través de ti en el amor de todos nuestros hermanos y hermanas.
 
Señor Jesucristo, Que la Iglesia en Irlanda renueve su compromiso milenario en la formación de nuestros jóvenes en el camino de la verdad, la bondad, la santidad y el servicio generoso a la sociedad.
 
Espíritu Santo, consolador, defensor y guía, inspira una nueva primavera de santidad y entrega apostólica para la Iglesia en Irlanda.
 
Que nuestro dolor y nuestras lágrimas, nuestro sincero esfuerzo para enderezar los errores del pasado y nuestro firme propósito de enmienda, den una cosecha abundante de gracia para la profundización de la fe en nuestras familias, parroquias, escuelas y asociaciones, para el progreso espiritual de la sociedad irlandesa, y el crecimiento de la caridad, la justicia, la alegría y la paz en toda la familia humana.
 
A ti, Trinidad,con plena confianza en la protección de María,
Reina de Irlanda, Madre nuestra, y de San Patricio, Santa Brígida y todos los santos,nos confiamos nosotros mismos, nuestros hijos, y confiamos las necesidades de la Iglesia en Irlanda.
 
 
BENEDICTUS PP. XVI