cristopescador
  Inmaculado Corazón de María
 

.



“CORAZÓN” (DUFOUR X. León, “Vocabulario de teología Bíblica”, HERDER, Barcelona, 1996, voz: corazón)


 el sentido de la palabra “corazón”, a nivel fisiológico es el mismo en la cultura hebrea que en la nuestra (2Sam 18, 14; Os 13, 18), sin embargo en los otros usos de la palabra difieren notablemente.

 En nuestra manera de hablar “corazón” solo evoca la vida afectiva… mientras que el hebreo concibe el “corazón” como lo interior del hombre en un sentido mucho más amplio:

• Sentimientos (2 Sam 15, 13; sal 21, 3; Is 65, 14)

• El corazón contiene también los recuerdos y los pensamientos, los proyectos y las decisiones (Eclo 17, 6 “un corazón para pensar”; sal 33, 11 “los pensamientos del corazón” de Dios mismo; “Anchura del corazón” (1 Re 5, 9) evoca la extensión del saber; “Dame tu corazón” puede significar: préstame atención (Prov 23, 26); “corazón endurecido” comporta el sentido de espíritu cerrado. Con frecuencia hay que remontarse más allá de las distinciones psicológicas, hasta el centro del ser, allí donde el hombre dialoga consigo mismo: reflexiona (Dt 7, 17), asume sus responsabilidades, se abre o se cierra a Dios.

• EN LA ANTROPOLOGÍA CONCRETA Y GLOBAL DE LA BIBLIA, EL CORAZÓN DEL HOMBRE ES LA FUENTE MISMA DE SU PERSONALIDAD CONSCIENTE, INTELIGENTE Y LIBRE, LA SEDE DE SUS ELECCIONES DECISIVAS, LA DE LA LEY NO ESCRITA (ROM. 2, 15) Y DE LA ACCIÓN MISTERIOSA DE DIOS. EN EL A.T. COMO EN EL N.T., EL CORAZÓN ES EL PUNTO DONDE EL HOMBRE SE ENCUENTRA CON DIOS, ENCUENTRO QUE VIENE A SER PLENAMENTE EFECTIVO EN EL CORAZÓN HUMANO DEL HIJO DE DIOS.



2. “INMACULADO”

 Del latín “immaculatus, a, um”, que significa puro, sin mancha

 Nos hace referencia al dogma de la inmaculada concepción de María (Dz 1641), del cual se entiende el hecho de que María, en virtud de la gracia de la redención preventiva de Cristo, desde el primer instante de su existencia quedó preservada del pecado original y, por lo tanto, comenzó su existencia con la gracia de la justificación (en cuanto gracia de Cristo). (RAHNER Karl, y VORGRIMLER Herbert, “Diccionario teológico”, HERDER, Barcelona, 1970, voz: inmaculada concepción)



3. CONCLUSIONES

 Hoy en día, como también lo era antes hay quienes caemos en el error grandísimo de la hipocresía (aquellos cuya conducta no expresa los pensamientos del corazón; y que al mismo tiempo son calificados de ciegos por Jesús), y creemos que estamos viviendo, perfectamente nuestra fe… cuando quizá tan solo nos estemos enfocando en lo externo, y no en el… CORAZÓN!!!: (Mt 23, 25-28) LEERLO!

• “purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro están llenos de rapiña e intemperancia”

• “fariseos ciegos”

• “…fariseos hipócritas… son semejantes a sepulcros blanqueados”

• “por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad”

B. VER La situación económica, política, social, cultural, educativa, religiosa, en Veracruz (brevemente).




C. JUZGAR (Presentar la doctrina de la Iglesia católica: desde la Sagrada Escritura, Tradición y Magisterio, que a la luz de la fe orientará las acciones)



1. Sagrada Escritura (MUNARI Tiberio, “Los dos corazones”, EDICIONES XAVIERIANAS, Guadalajara Jal., 2001, p. 13; BROWN Raymond, “Nuevo comentario Bíblico san Jerónimo Nuevo Testamento, EDITORIAL VERBO DIVINO, España, 2004, pp. 145, 147)

 En el Nuevo testamento tenemos algunas citas bíblicas que nos hablan específicamente del corazón de la Santísima Virgen María:

• “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lc. 2, 19): María da vueltas en su cabeza a los acontecimientos, especialmente a la buena nueva angélica, intentando dar con su sentido. No capta inmediatamente el significado completo de la acción de Dios en Jesús. El v. 19 se convierte en un estribillo en 2, 51 y en la expresión del proceso de fe de María (cf. 8, 19-21; 11, 27-29; Hch. 1, 14) María es la creyente modelo.

• “Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón” (Lc. 2, 51): María, la creyente modelo, continúa en su proceso de fe, meditando sobre el sentido y destino de su hijo.

• “Una espada atravesará tu alma” (Lc 2, 35): el alma, para los semitas (judíos), residía en el corazón, centro de la vida, centro del espíritu





2. Tradición (santos Padres)



 las voces “kardía” y “cor” son las más ricas y frecuentes, al menos en la patrística. Además del sentido físico de “corazón”, como órgano y motor del aparato circulatorio, se le considera metafóricamente como sede del alma y de la vida y de los más diversos sentimientos. (DI BERARDINO Angelo, “Diccionario Patrístico y de la Antigüedad cristiana”, T.I, EDICIONES SÍGUEME, Salamanca, 1998, p. 497, voz “corazón”). Se habla entonces de…

• “corazón endurecido”: (San Agustín, Civ. Dei 4, 25: […eis, quórum cor non nimis obduruit]

• Corazón como “cede de ansias y preocupaciones”: (san Jerónimo, Ep. 64, 2: [ne… curis huius vitae praegraventur corda eorum]

• Corazón como “sede del dolor”: (Tertuliano, Adv. Marc. 4, 14: [vos autem clamabitis prae dolore cordis; cf. Is 51, 7]

• Como “fuente del querer”: San Agustín, In Joh. 18, 8: [cum scribimus litteras, facit eas primo cor nostrum, et deinde manus nostra]

• Pero sobre todo, siguiendo la Sagrada Escritura, se usa como sinónimo de “mente” y de “ánimo”: (San Agustín, Gen ad litt. 10, 6: [si nomine cordium voluerimus animas intelligere]

 Según Orígenes y Basilio, la espada es el escándalo de la cruz, la espada de la duda, de la oscuridad que desgarró el alma de María cuando vio a su Hijo crucificado (MUNARI Tiberio, “Los dos corazones”, EDICIONES XAVIERIANAS, Guadalajara Jal., 2001, p. 14)

 San Ambrosio corrige y supera esta interpretación griega. “No es ya la espada de la duda la que atraviesa el corazón de la Virgen en la muerte de su Hijo. María es una mujer que sabe muy bien Quién es el que muere, y sabe por qué lo ha engendrado; sabe que, muriendo, salva y que resucitará glorioso. Ella quiere compartir su causa hasta el martirio. María es la Madre del Redentor, que inaugura los tiempos nuevos con su misterio pascual” (J.M. Alonso, “Nuevo Diccionario de mariología, p. 944)

 “Para san Buenaventura, el corazón de María, formado por el Espíritu Santo para concebir al Hijo de Dios en él, es el Arca de la Alianza que guarda la Ley de Cristo y los misterios de la Palabra” (MUNARI Tiberio, “Los dos corazones”, p. 15)





3. Magisterio

 Pío XII

• En la Encíclica dedicada al Corazón de Jesús, Haurietis aquas (sacaréis las aguas), de 1956, el Papa propuso la devoción a los dos Sagrados Corazones de Jesús y María: “Para que toda la familia cristiana y el mundo entero obtengan frutos más abundantes del culto al Corazón de Jesús, procuren los fieles unirse íntimamente con la devoción al Corazón inmaculado de la Madre de Dios. Desde todo punto de vista es conveniente que el pueblo cristiano, que ha alcanzado la vida divina de Jesucristo por medio de María, después del culto divino debido al Corazón de Jesús, rinda también homenaje de piedad, amor, gratitud y reparación al Corazón amantísimo de la Madre del Cielo” (Haurietis Aquas No. 73)

 Juan Pablo II

• “El misterio de la Redención empezó en el seno de la Virgen María: así empezó esta espléndida unión de los Corazones de Cristo y de su Madre. Desde el momento que los corazones de Jesús y María están para siempre unidos en el amor, nosotros sabemos que ser amados por el Hijo es también ser amados por su Madre. María fue proclamada nuestra Madre a los pies de la Cruz, y su Corazón inmaculado sigue ahora envolviéndonos con el mismo amor maternal con el que Ella ha amado y ama a su Hijo” (Carta al Cardenal Sin, arzobispo de Manila, presidente del simposio de Fátima, 1986)


D. ACTUAR (Compromiso concreto, propuesto, para vivir la fe católica y dar una respuesta a las exigencias de la problemática actual de hoy)

 El corazón de María medita, compara, contempla y rumia las palabras y los gestos de Jesús y de los que están a su alrededor, mostrándose así una mujer de reflexión y de silencio, de contemplación y de sabiduría.: MEDITAR LA SAGRADA ESCRITURA DIARIO, A SEMEJANZA DEL CORAZÓN DE MARÍA, Y REZAR EL ROSARIO PIDIENDO LA INTERSECIÓN DEL CORAZÓN DE MARÍA, QUE ES LA CREATURA MÁS CERCANA A DIOS QUE HAY.